sábado, 6 de septiembre de 2008

Conciliación Bancaria.

Siempre existirá un desface entre la información contabilizada en nuestro libro mayor de la cuenta banco y la cartola bancaria que utiliza el banco comercial para informar respecto del saldo mantenido en la cuenta corriente.

Las principales diferencias ocurridas corresponden a dos tipos.
  • Partidas contabilizadas en nuestra contabilidad pero no contabilizadas en la cartola.
  • Partidas contabilizadas en la cartola y no contabilizadas en nuestra contabilidad.

Existen tres formas de realizar la conciliación bancaria:

  1. Conciliación matemática, tomando como referencia el saldo bancario, agregando y deduciendo partidas en conciliación para lograr el saldo según nuestro mayor.
  2. Conciliación matemática partiendo del saldo de nuestro libro mayor agregando y deduciendo partidas en conciliación para lograr el saldo según la cartola bancaria.
  3. Conciliación analítica, partiendo de ambos saldos simultaneamente y llegando a un saldo común entre los dos fuentes de información.

Los agregados del N° 1 corresponden a las deducciones del N° 2 y viceversa.